Suspensión de plazos del Proceso Concursal

Constitución y Códigos | Proyectos vigentes

Presentado: 2 de junio, 2020                                                                                                                                                           Carpeta Nª 347 – Repartido Nª 132

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS:

La disrupción que la emergencia sanitaria provocada por el nuevo coronavirus está causando en la economía uruguaya y sus previsiblemente severos efectos respecto a la producción, el empleo y el general bienestar de la ciudadanía, exigieron la implementación urgente de iniciativas que mitigasen dichos impactos durante la fase aguda de la pandemia. Sin embargo, es también necesario precaver los instrumentos necesarios para enfrentar un escenario post-COVID-19, así como también en momentos cuando la situación sanitaria permitió levantar, o al menos relajar las más severas de las restricciones impuestas.

La paralización de sectores económicos enteros como la hotelería, el turismo, la gastronomía o la cultura, y la reducción en el nivel de actividad de muchos otros, hacen sumamente probable que buena parte de las empresas en Uruguay estén en este momento enfrentando problemas de liquidez. Especialmente afectados resultan los emprendedores y pequeñas y medianas empresas que, pese a contar con sólidos modelos de negocio y ser financieramente estables, dependen en un alto grado de la existencia de un flujo de caja regular.

El concurso de acreedores y los procesos de reestructuración empresarial contenidos en la Ley N° 18.387, están llamados a jugar un papel clave en la reactivación del tejido económico y en la superación de una eventual crisis. Estos institutos deberán encauzar las crisis empresariales, con el objetivo de facilitar la consecución de acuerdos extrajudiciales o convenios concursales que permitan la conservación de los emprendimientos ilíquidos pero viables y la liquidación y transferencia de los recursos dedicados a actividades inviables a otros agentes con el menor costo y la mayor rapidez posibles. Para ello, sin duda será preciso someter a una profunda revisión el actual texto de la ley. 

Es preciso en este sentido, suspender temporalmente la “obligación” que a los deudores, y en el caso de las personas jurídicas, a sus administradores, liquidadores e integrantes del órgano de control interno, la Ley N° 18.387 de concursos y reorganización empresarial impone de solicitar su propio concurso, en el plazo máximo de treinta días desde que conoció o debió conocer su estado de insolvencia. Igualmente, deberá suspenderse temporalmente la facultad de los acreedores de solicitar la apertura de la liquidación de la masa activa del concurso en aquellos casos en los que exista un convenio concursal aprobado judicialmente que se encuentre en ejecución.

Ope Pasquet
Ope Pasquet

Representante por Montevideo

Mario Colman
Mario Colman

Representante por Colonia

Eduardo Lust
Eduardo Lust

Representante por Montevideo

Alejo Umpiérrez
Alejo Umpiérrez

Representante por Rocha

Claudia Hugo
Claudia Hugo

Representante por Montevideo

Cecilia Bottino
Cecilia Bottino

Representante por Paysandú

Enzo Malán
Enzo Malán

Representante por Soriano

Diego Echeverría
Diego Echeverría

Representante por Maldonado

Rodrigo Goñi
Rodrigo Goñi

Represente por Montevideo

1 Comentario

  1. Sandra A. Torighelli
    0
    0

    Considero oportuno modificar el art. 213 de la referida ley, disminuyendo el plazo.

    0
    0
    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *