Canasta higiénica menstrual

Población y Desarrollo | Proyectos vigentes | Salud y Asistencia Social

Presentado: 3 de junio, 2020                                                                                                                                                             Carpeta Nª 362 – Repartido Nª 139

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS:

La menstruación es un fenómeno biológico inevitable que afecta a mujeres y trans de entre 12 y 50 años aproximadamente. Pese a que sea algo tan natural, el 48% de las mujeres uruguayas no se sienten cómodas hablando sobre menstruación con familiares o amigos del sexo masculino, según un estudio de IWHC y la app Clue.

Parecería una obviedad señalar que la menstruación acompaña a las mujeres a lo largo de la mayor parte de su vida, y el acceso a productos sanitarios para mantener una higiene menstrual adecuada es esencial para la salud, la higiene y la participación en la vida social. Aquellas personas que no tienen acceso a estos productos, ven entonces inhabilitada su participación en actividades cotidianas, tanto en la educación como en el trabajo, generando problemas de autonomía económica y de estabilidad laboral. Se vuelve así un factor de fuerte desigualdad.

La feminización de la pobreza es un fenómeno global, y en Uruguay el porcentaje de hogares pobres con jefas mujeres es un 50% mayor que aquellos hogares con jefes hombres. Asimismo, hay hogares donde son los hombres quienes administran el dinero, por lo que para muchas mujeres se hace muy difícil el acceso a estos productos. Se vuelve entonces un factor de discriminación para la población femenina, quienes deben afrontar la desventaja del costo de estos productos, y en caso de que no puedan hacerlo, utilizar métodos que no solo son inadecuados e indignos, sino que llegan incluso a poner en riesgo su salud.

En suma, este proyecto tiene como objetivo brindar soluciones en la gestión menstrual para las mujeres más vulnerables de nuestra sociedad. Se le impone al Ministerio de Desarrollo Social la obligación de brindarles una canasta higiénica a todas las personas en edad de menstruar cuyos hogares perciban el beneficio de la Tarjeta Uruguay Social. El incluir este tipo de productos en una canasta, implicaría además una oportunidad para generar espacios de discusión sobre la menstruación, y aceptarlo como una parte natural de la vida cotidiana de la mayor parte de la población.

María Eugenia Roselló

Diputada, representante por Montevideo

Felipe Schipani
Felipe Schipani

Representante por Montevideo

Martín Melazzi
Martín Melazzi

Representante por Soriano

Walter Cervini
Walter Cervini

Representante por Canelones

Juan Moreno
Juan Moreno

Representante por Paysandú

6 Comentarios

  1. Mary Biagetti
    2
    2

    Quiero saber porqué es necesaria este gasto de la canasta. En mi época utilizábamos paños.. Que hacíamos de toallas viejas… Se lavaban… Este gasto es mejor en útiles escolares y acceso de lis niños a la educación. Cuyos padres los abandonan o no les compran. Gracias x la oportunidad de participar

    2
    2
    Responder
  2. D. Hernández
    3
    0

    Si bien el objetivo es loable, me pregunto si hacer llegar el beneficio a través de la Tarjeta Uruguay Social no deja fuera a muchas mujeres que no tienen esa tarjeta. Si, en cambio, los insumos se distribuyeran en los hospitales o policlínicas de todo el país a las usuarias que los soliciten (presentando la cédula para dejar registrado en un sistema central que se les entregó una vez por mes), ¿no se lograría llegar con el beneficio a un mayor número de mujeres? Otro aspecto que me parece un poco cuestionable es el carácter “obligatorio” del beneficio para “todas las personas menstruantes” de los hogares que tienen la tarjeta. Quizás esas personas tengan otras necesidades insatisfechas que consideren más importantes que los artículos de higiene menstrual. En ese sentido me parece que interfiere un poco con la libertad de cada mujer para decidir qué es lo que más necesita. En cambio, si se ofrecen en forma gratuita en los hospitales y policlínicas, las mujeres que lo deseen podrán ir a solicitarlos. Gracias.

    3
    0
    Responder
  3. Susana Balao
    2
    0

    No comparto este proyecto. Este beneficio debiera ser dado en los centros de salud de cada usuaria.

    2
    0
    Responder
  4. S.W.
    0
    1

    Deberían entregar la copa menstrual en los centros de salud. Es reutilizable y no contamina.

    0
    1
    Responder
  5. Luisa
    1
    1

    Tampoco comparto este proyecto. Y trabajo en territorio con mujeres hace mas de 10 años, y nunca escuche o vi q alguna se quejara, cuestionar a o estuviera amargada por q usar o q no tener para usar durante el período de la menstruación. Tantas políticas x bajar a territorio e inventan esto!!! Muchas familias no tienen baño, agua adentro de la vivienda, saneamiento!! Lamentable

    1
    1
    Responder
  6. A.G.
    1
    0

    Me parece un proyecto interesante y necesario. Aún así me gustaría que no solo se le diera acceso a productos higiénicos comunes, sino también productos ecológicos. Hoy en día no podemos permitirnos más contaminación, y tenemos cada vez más productos más amigables con el medio ambiente. Ejemplo: toallas higiénicas reutilizables, copa menstrual, ropa interior exclusiva para ese uso. Estos productos que nombre duran años.

    1
    0
    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *